Todo lo que necesitas saber de esta metodología

La dieta cetogénica o dieta keto ha tenido mucha atención y se ha convertido en una metodología  de vanguardia en el campo de la nutrición, tanto para uso personal como para investigaciones.

La dieta cetogénica es más que una moda ya que es un tratamiento de elección en casos de epilepsia, diabetes y cáncer, además de sus beneficios en la pérdida de peso, salud del cerebro, niveles de energía y en la atención.

Una investigación realizada en España determinó que la dieta cetogénica produce cambios metabólicos considerables, muchos de ellos de ayuda para prevenir enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo II.

¿Qué es la dieta cetogénica y cómo funciona?

La dieta cetogénica está basada en la ingesta mayoritaria de grasas saludables, cantidad moderada de proteína y restringiendo la ingesta de carbohidratos, lo que puede causar que tu cuerpo entre en un estado metabólico conocido como cetosis

La cetosis es un estado metabólico en el cual el cuerpo produce cuerpos cetónicos. Estos componentes se usan como fuente de energía cuando los hidratos de carbono se reducen considerablemente

Dada la ausencia de hidratos y por lo tanto de glucosa que es el combustible energético de muchos órganos, el cuerpo comienza a utilizar sólo grasas como fuente de energía y lo hace en grandes cantidades usando no sólo los lípidos almacenados en sangre sino también los que consumimos.

La dieta cetogénica proporciona muchos de los mismos beneficios de salud relacionados con el ayuno intermitente y cuando se implementan juntos, la mayoría de las personas puede experimentar mejoras significativas en su salud–incluyendo la pérdida de peso, que es más que un inevitable efecto secundario de las mejoras metabólicas que se producen. 

¿Cuáles son los beneficios de la dieta cetogénica?

La dieta cetogénica proporciona diversos beneficios tales como:

  • Favorece la autofagia: es un proceso de limpieza natural necesario para optimizar la función y renovación celular en el que se evita que se acumulen productos de desecho.
  • Reduce la inflamación: Un cuerpo que está adaptado a quemar grasa y cuerpos cetónicos aumenta la producción de enzimas antioxidantes, que ayudan a reducir la inflamación de tu cuerpo.
  • Mayor flexibilidad metabólica: capacidad de cambiar rápidamente de combustible para el cuerpo. Personas con buena flexibilidad metabólica tendrán más facilidad para quemar grasa corporal y rendirán mejor físicamente.
  • Pérdida de peso: Una alimentación tipo cetogénica estabiliza las hormonas que regulan el apetito, prioriza los procesos metabólicos que aceleran la combustión de grasas y aumenta la sensación de saciedad.
  • Niveles de energía y foco atencional: Se ha determinado tiene efectos beneficiosos de mejora cognitiva y en la atención
  • Disminuye la resistencia a la insulina: Cuando ingerimos grandes cantidades de azúcares, fruta, harinas u otros alimentos ricos en carbohidratos, el páncreas trabaja sin tregua en la producción de insulina. Cuando esos carbohidratos además son de alto índice glucémico y provocan elevaciones bruscas del azúcar en la sangre, los picos de glucosa fuerzan al páncreas a trabajar a pleno rendimiento para generar suficientes cantidades de insulina, lo que puede llegar a agotarlo.

¿Quién puede beneficiarse de la dieta cetogénica?

Las personas que se pueden beneficiar de la dieta cetogénica son aquellas que buscan  una pérdida de peso (sobretodo combinada con el ayuno intermitente), personas que quieran ganar flexibilidad metabólica, personas con mala tolerancia a carbohidratos y/o personas con bajos niveles de energía .

¿Qué debo tener en cuenta de la dieta cetogénica?

Debemos entender que la cetosis no es un estado fisiológico normal y es un mecanismo o estrategia a utilizar durante cortos periodos de tiempo en busca de nuevas adaptaciones o mejoras.

No es un estado con el que debamos vivir a largo plazo y requiere control y dado que la cetosis puede darse en algunas personas antes que en otras y que según el nivel de actividad física se requieren más o menos hidratos para mantenerse en la misma, recomendamos contar con la guía de un profesional de la nutrición, ya que es imprescindible adaptar el menú a las necesidades de cada persona.

¿Qué alimentos puedo consumir y cuáles no?

Se debe hacer un seguimiento de la  cantidad de carbohidratos ingeridos diariamente. La cantidad de carbohidratos que cada persona podrá ingerir variará dependiendo de su situación en concreto Los alimentos típicos que se consumen en la dieta cetogénica son:

  • Pescados y Mariscos (Pescado azul, rico en omega 3)
  • Queso
  • Grasas naturales
  • Carne
  • Huevos
  • Verduras (Como espinaca o lechuga)
  • Nueces, almendras y otros frutos secos
  • Algunas frutas como el aguacate o frutos rojos

Los alimentos que no se incluyen en la dieta cetogénica son aquellos que son ricos en carbohidratos como el pan, la pasta, arroz y patata, además de los que también contienen mucho azúcar y almidón, junto a los alimentos procesados.

Para que la dieta cetogénica dé resultados y se adecúe a ti, debes acudir a un profesional para que diseñe un plan ajustado a tus necesidades, objetivos y preferencias para poder así obtener los resultados que deseas.

Tu centro de entrenamiento y salud
Descubre el método Heltia
.

En breve recibirás tu valoración inicial Gratuita.